Se cumple el vigésimo aniversario de una de las series infantiles más icónicas de la televisión pero lamentablemente se ve opacado ante la recién cancelación del reboot en la plataforma Disney+.

De esto no están hechos los sueños, sin embargo la vida continúa y podemos disfrutar de la serie original en dicha plataforma.

En Efervescente FM te contamos la historia de cómo Hilary Duff se convirtió en el ícono adolescente más admirado de la historia en este especial de Lizzie McGuire.

NACE UNA ESTRELLA

Creado por Terri Minsky y transmitido por primera vez el 12 de enero del 2001, el programa seguía las aventuras de Lizzie McGuire (Hilary Duff), una ordinaria adolescente de 13 años que lidiaba con muchos de los problemas usuales para la juventud, incluyendo la presión social, las ansias de ser popular y sus primeros romances.

El elenco de la serie era completado por la actriz y cantante Lalaine Vergara-Paras en el rol de Miranda Sanchez, la mejor amiga de Lizzie, Adam Lamberg como David Gordon, otra amistad de la protagonista que se convierte en su interés amoroso, así como Robert Carradine, Hallie Todd y Jake Thomas como el padre, la madre y el hermano menor de la protagonista.

Aquellos que esperaban encontrar una serie juvenil común se sorprendieron con “Lizzie McGuire”. Minsky, quien entre sus créditos tiene escribir para la serie “Sex and the City”, buscó no solo hacer una serie sobre adolescentes, sino explorar las complejidades de esta etapa del desarrollo. Y una de sus principales herramientas para ello es al exteriorizar la voz interior de Lizzie con una versión dibujada de la adolescente en un estilo visual que, según el productor Stan Rogow, sorprendentemente se inspiraba en las escenas animadas de la cinta “Run Lola Run” (1998).

“El resultado es una divertida comedia de situaciones mundanas que merece un lugar en el horario estelar en vez de la hora de la cena de la programación de Disney para los viernes”, escribió la crítica de Variety Laura Fries en su reseña de la serie.

El programa tampoco se cohibió de tocar temas que eran controversiales en aquella época. Un episodio que causó olas fue uno titulado “Between a Rock and a Bra Place” (“Entre la piedra y el sujetador”) en el que Lizzie y Miranda van a comprar su primer sujetador. El episodio, que casi no se produjo por objeciones de los ejecutivos de Disney, fue finalmente aprobado bajo el argumento que esta situación era un hito importante en la vida de muchas mujeres.

Es difícil sobreestimar el valor que tuvo esta serie para Disney Channel, al ser el primer programa en volverse un éxito indiscutible entre púberes y adolescentes. A lo largo de sus dos temporadas y 65 capítulos, la serie recibió múltiples galardones en concursos infantiles como los Nickelodeon Kids’ Choice Awards, así como fue nominado a los Emmy entre 2003 y 2004. La serie también fue la primera de su tipo de llegar a la pantalla grande con una película estrenada en 2003 que sirvió como conclusión para la saga y logró recaudar cerca de US$55 millones en todo el mundo.

Pero planes para expandir la saga, incluyendo una segunda película y una serie que llevaría a Lizzie a la secundaria, finalmente fueron frustrados luego de que Disney y Duff -cuya carrera estaba en ascenso- no llegaran a un nuevo acuerdo salarial.

El éxito de “Lizzie McGuire” sirvió como el inicio de una nueva era para Disney Channel, que pronto produjo series parecidas con aún más éxito. Es así que el programa tiene como sucesores a “That’s So Raven” (2003-2007) con Raven-Symoné, “The Suite Life of Zack & Cody” (2005-2008) con Dylan y Cole Sprouse y, quizás la más conocida, “Hannah Montana” (2006-2011) con Miley Cyrus.

EL REGRESO

Siendo entonces “Lizzie McGuire” un hito en la historia de la televisión de Disney, -uno que a pesar de los años que han pasado se mantiene en el recuerdo de sus fans – no sorprendió que en agosto del 2019 la casa del ratón anunciara durante el evento D23 Expo que estaba planeando hacer un reboot para su entonces naciente servicio de streaming Disney+.

“Estamos increíblemente emocionados por traer de vuelta una de las series más populares de Disney Channel junto a algunos queridos y familiares rostros”, dijo en modo de presentación el entonces presidente de contenido y marketing de Disney+ Ricky Strauss. “Con Terri al volante, y Hilary, Hallie, Robert y Jake juntos después de tantos años, es nuestro honor el dar la bienvenida a la familia McGuire a la familia de Disney+”

“La serie original mantiene un lugar especial en el corazón de tantos, y no podemos esperar para introducir a los fans, tanto viejos como nuevos, a una más madura, sabia pero todavía imperfecta Lizzie”, agregó el presidente de Disney Channels Worldwide, Gary Marsh.

De manera similar a los ‘reboot’ de “Full House” (“Tres por tres”) y “Will & Grace”, el nuevo programa no sería un intento de reiniciar la franquicia, sino una secuela que mostraría los efectos del paso del tiempo en el protagonista de la franquicia. En este caso, la serie nos mostraría la vida del personaje titular justo a vísperas de cumplir los 30 años.

Ahora una habitante de Nueva York y con su sueño de ser diseñadora de interiores al alcance de sus manos, encontrará que las cosas no siempre son como parecen. “Pero con un poco de ayuda de sus amigos, su amorosa familia y su alter ego de 13 años en forma animada, Lizzie navega los altibajos de la adultez”, decía la descripción del programa.

En el anuncio también se reveló que la creadora de la serie, Terri Minsky, tomaría el rol de ‘showrunner’, mientras que se esperaba que otros actores de la misma como Adam Lamberg regresaban al programa, el cual empezaría a emitirse en algún momento del 2020.

LA JOVEN QUE NUNCA PUDO CRECER

Pero detrás de bambalinas, empezaron a presentarse problemas sobre la visión del programa. Según reveló Variety, Minsky y Duff querían producir una versión más adulta de “Lizzie McGuire”, y si bien su enfoque fue aceptado inicialmente por Disney, estos empezaron a encontrar objeciones tras empezar la filmación de los dos primeros capítulos en noviembre del 2020. Y es que Disney prefería que el programa fuera más parecido a su versión original, apto para todo público y más acorde a la imagen familiar que el gigante mediático quiere mantener en todas sus plataformas.

Las consecuencias de estas visiones en conflicto se vieron pronto y en enero del 2020 Minsky fue separada del proyecto, cuando se habían grabado solo dos episodios del mismo. El show que había destacado por mostrar el crecimiento interior de una adolescente, había madurado demasiado para la compañía que la había hecho famosa.

“Los fans tienen un cariño a ‘Lizzie McGuire’ y altas expectativas para la nueva serie”, dijo el 9 de enero un portavoz de Disney a Variety. “Después de la filmación de dos episodios, concluimos que necesitamos movernos en una dirección creativa diferente y le estamos poniendo un nuevo enfoque al programa”.

Si bien con la salida de Minsky los ejecutivos de Disney habían logrado sacar a uno de los principales promotores de la versión más adulta del programa, encontraron más problemas para dejar de lado a la segunda, puesto que era la estrella de la serie. Hilary Duff, quien se encontraba de luna de miel en África, había sido tomada por sorpresa por el anuncio de la salida de Minsky, y si bien inicialmente se quedó callada sobre la decisión de la ‘casa del ratón’, para fines de febrero hizo clara su posición.

“¡Estaba increíblemente emocionada por el lanzamiento de ‘Lizzie’ en Disney+ y mi pasión continúa!”, publicó Duff en su cuenta de Instagram. “Sin embargo, siento una enorme responsabilidad para honrar la relación de los fans con Lizzie quienes, como yo, crecieron viéndose reflejados en ella.”

“Estaría realizando un gran perjuicio a todos al limitar las realidades de la historia de una persona de 30 años a vivir bajo el techo que es una clasificación PG”, agregó. “Es importante para mí que tanto como sus experiencias como una púber y adolescente navegando por la vida fueron auténticas, sus siguientes capítulos sean igualmente reales e identificables”.

La actriz también dio una alternativa para romper con este conflicto de visiones: pasar al ‘reboot’ a Hulu, servicio de streaming exclusivo para EE.UU. del que Disney es un propietario mayoritario, y que sirve como el lugar donde ponen su contenido para público más maduro.

La medida tuvo antecedentes, ya que la serie “Love, Victor” – una continuación del filme “Love, Simon”- había sido trasladada a este servicio de streaming luego de que se determinara que no era apropiado para Disney+ por, según fuentes de EW.com, su uso de alcohol, así como instancias de exploración sexual y problemas matrimoniales.

Pero al final esta tensión nunca encontró una resolución y tras meses de silencio el anuncio de la muerte del ‘reboot’ fue anunciado por Hilary Duff el 16 de diciembre.

“Sé que los esfuerzos y las conversaciones han ido a todos lados intentando que el ‘reboot’ funcione pero, tristemente y a pesar de los esfuerzos de todos, no va a ocurrir”, publicó Duff nuevamente por Instagram.

Un representante de Disney confirmó la cancelación del show: “Los fanáticos de ‘Lizzie McGuire’ tienen altas expectativas para cualquier nueva historia. A no ser y hasta que estemos confiados de que podemos cumplir esta estas expectativas, hemos decidido esperar y hoy hemos informado a los representantes del elenco que no estamos continuando con la serie planeada”.

En su último mensaje sobre el tema, Hilary Duff reiteró su deseo de que cualquier regreso de la serie no evade temas adultos y sea “honesto y auténtico a quien Lizzie sería hoy”.

“Podemos tomar un momento para lamentar la increíble mujer que ella hubiera sido y las increíbles aventuras que hubiéramos tomado con ella”, agregó.

Para finalizar te compartimos el programa especial que hicimos en Garabato Musical donde escuchamos el soundtrack de The Lizzie McGuire Movie.

Comparte esto

¡Al mundo le hacen falta contenido efervescente!